La espera

Liszt - "Un Sospiro"


La espera








Esperando el llamado que no llega...

la promesa que no existe ... 

el abrazo que no envuelve ... 

los dedos que no rozan...

la caricia que no estremece...

 la voz que no susurra...

la mirada que no invita ...

En la nada se deshace... En la nada se congela. 


El sol, radiante, brilla regalando sus 40ªC 





cinco botones

Georges Brassens-La mala reputación



Cinco botones
Imagen autoria de @Nelsong





Como el nogal que guarda celosamente dentro de la semilla dura y rugosa de la nuez, la esencia rica carnosa y nutritiva de su fruto,  vive guardado en un secreto, encerrado dentro de su cáscara,.

Pasaba la vida entera con ocultamientos, con sentimientos de vergüenzas y de culpas que ponían en su rostro esa mirada llena de tristeza e insatisfacción, hasta que un buen día decidió salirse de sí y enfrentar los prejuicios del mundo entero. 

Lo había pensado muy bien. Sólo un buen observador podría darse cuenta de su tan demorada decisión. 

Nada... nada delataba su elección: ni gestos,..ni rasgos... ni el sonido de su voz,salvo... los 5 botones de su camisa ubicados a su derecha. 


El amor

Toco tu boca. Julio Cortázar




Dibujar tu boca, y en la madrugada, sediento, beberme tus calores, dejando que las horas marquen el compás de sus suspiros.
el amor



Y una sirena nacio

Venceslau Univ dos Scraps Pausto Papetti Soleado



Y una sirena nació...







Toda una vida de falta de caricias, de abrazos, de besos... de piel que anhela, de sentidos insatisfechos... hasta que un día, sin quererlo ni buscarlo ni pensarlo... se enamoró del mar. 

Su pasión por él crecía día a día...

Ella escuchaba su imperioso llamado aunque se resistía, temerosa, a
abrirse al amor, pero cuando su deseo se hizo incontenible decidió volver lo imposible en posible... y se internó en sus aguas más profundas.

Por primera vez sintió sobre su piel la impetuosidad apasionada y loca de ese sentimiento que la envolvía.

El sol del estío fue mudo testigo de esa total entrega... de esa unión
mágica e irrepetible...

Y así fue como poco tiempo después, nació la primera sirena, bella,
voluptuosa, dulce, que en las noches de luna nueva acompaña a las barcazas de eventuales pescadores nocturnos, deleitándolos con su canto... y amándolos hasta el amanecer...