Algo sobre Lacarancha












Bienvenidos a mi blog






Cristina L Leiva R., nació en Tucumán el 17-10-53  pero creció en Orán, Salta donde terminó su secundario en la esc. Nac. de comercio

Estudió ingeniería zootecnista en Tucumán, carrera que tuvo que  abandonar en una época trágica en la provincia en el año 1975, cuando la Triple A secuestra y mata a su hermano y su mujer embarazada quien aún sigue desaparecida.

Ya casada, en Bs As. y continuando con su afición por la escritura, hábito que cultivara desde muy niña y que nunca abandonara se interesó en difundir la lectura en los niños escribiendo cuentos infantiles, los cuales leía junto a libros de diferentes autores como los de  Elsa Bonerman, Javier Villafañe, Graciela Montes, etc., en las plazas porteñas, centros culturales y algunas escuelas primarias y luego repartiéndolos para que se los leyeran entre ellos finalizando siempre con dibujos y preguntas del interesado  público menudo.

 Pasó el tiempo dedicándose a otra actividad aunque jamás dejó de escribir y guardar sus textos en  una carpeta  que tal vez nadie leyera, hasta que, ya en Neuquén, donde reside en la actualidad, habiendo enviudado, en su proceso de sanación, y con la motivación de uno de sus hijos, comenzó a subir sus cuentos a internet en una comunidad de arte y literatura llamada Arte en T, desde allí a La lechuza, donde  fue surgiendo la idea de publicar sus 2 primeros libros con Editorial Masmédula, naciendo en diciembre 2011  :

 Paisajes, Haikus dedicado especialmente a los jóvenes y Doña rosa la sin piel y su renacimiento- relatos breves dedicado a su madre, y en ella a todas las mujeres.

Por la publicación de estas obras se le otorga un reconocimiento en el mes de la mujer, evento realizado en el Concejo Deliberante neuquino, en marzo 2012.

Actualmente. continúa con su trabajo en la feria de artesanos y manualeros La Pergolita en esta ciudad, comparte un espacio radial en el programa Cuestión de Actitud, en radio La plaza, programa de entrevistas a diferentes personas relacionadas con el arte mostrando la actitud que ellos tienen ante la vida para sortear los obstáculos y lograr transmitir sus diferentes habilidades artísticas, y además, continúa escribiendo.

Próximamente dará a luz nuevamente: Amor en mi . cuentos breves , cuya tapa ilustrara una gran dibujante  conocida como Il777, y  Silbando, una remembranza del poemario de Miguel Andrés Camino, en la compañía de Fabián Rudel y Mariana Camino, bisnieta del poeta.

Año 2012 . 13

Libros publicados:

Paisajes Haikus

Doña Rosa la sin piel y su renacimiento

Amor en mi

Próxima obra:

 Silbando

en preparación:

Mamama





correo personal de Lacarancha :

 nichicris@yahoo.com.ar

Mis libros






Gif obsequio de Mauro Varela 







Abril 2014
Nace Neuquén, sueños y esperanzas,
 antología editada por S.A.D.E. filial Neuquén, donde tengo el honor de
compartir mis cuentos con 24 grandes escritores neuquinos




Participa en:


Actividad radial



Un programa que resalta los valores humanos

Conduccion : Cristian Lermanda
C0 - Conduccion: Cristina Leiva
Viernes 19,30 a 21,30 hs

Puedes contactarnos en
www.radiolaplaza.com
Tel de la radio: 4472193





Publicaciones en
 Yo lei este libro Patagonia



Arthur Rubinstein - Franz Liszt, Piano Concerto, No. 1 - Quasi adagio















Gart - Revista digital
Primer numero. entrevista a Lacarancha








http://www.taringa.net/comunidades/susurrando/












http://www.taringa.net/comunidades/mascoterosronrroneos/













Regalitos ciberneticos de mis queridos amigos
























Molinasss







 MatildaO




Agradecimientos especiales a:





Mi famila

Isis Ortega 
Alicia Ortega
Rodolfo Ortega
Diego Ojeda
Cristian Inocente 

Mis amigos

Il777
Nuria Lopez
Francisco Franco





Ahora si, adelante...
Que disfrutes de mi blog teniendo siempre presente que










La escritura esla pintura de la voz
Voltaire ( 1694 - 1778 ) 
Filósofo y escritor francés







Te invito a disfrutar de mi blog
y a unirte a el.
Muchas gracias



Brindemos juntos por un exitoso 2015
Felicidades 

El amor

Mayte Martin S.O.S.


Si en mi última hora tu voz me roza, no habrá sido en
vano mi espera.

El amor

A tiempo


Tiempo de amar - Mayte Martin




A tiempo








Ella pensaba que se habían encontrado a destiempo...  sin embargo, él aseguraba que ese encuentro se  realizaba el momento justo:  ni un segundo antes...ni un segundo después...que ese tiempo era el ccómplice perfecto de los dos...


Tal vez fuera así y tuviera la razón... a lo mejor, el tiempo fuera su aliado, su mejor amigo... pero, por lo escaso, por lo poco, por lo nada que faltaba para el fin ... ella sentía... !  con tanta intensidad ! , esa imperiosa necesidad de abrazarlo hasta fundirse en el...de acariciar sus espacios más íntimos ...de penetrar en el por cada uno de sus poros y  traspasar los límites de su piel llegando al corazón... navegar en su alma... besar su voz...  beber su aliento...  respirar en un fugaz instante sus suspiros... viajar en su mirada hasta los confines más oscuros del infierno y regresar juntos, placidos y serenos en los calientes rayos de un sol de verano que entibian y calman las aguas embravecidas del mar... y al fin... comprender ...que están a tiempo de encender nuevamente una hoguera...



Últimos momentos

Elena Tarvid - Adagio (Albinoni) 



Últimos momentos




Llegando a los 80 recostada en su cama, meditaba esperando mansamente, entregada, sin dar ya pelea.

Viendo pasar por sus ojos cual espectadora de una vida que no fuera suya, parte de los años mas importantes para ella: su casamiento... su amor... su desgaste... su soledad...sintiéndose acorralada contra las  paredes de un cañadón... acosada por sus propios fantasmas, y  hacia abajo... el precipicio.

Sabía que su hora se acercaba, que su reloj se detendría justo a las 12...al terminar el día. Su día.

Consciente que ya no era la joven intrépida, aguerrida, que enfrentaba a cualquiera con la seguridad de vencerlos fácilmente, que ya no era la joven cazadora de emociones y sensaciones que la hacían vibrar, no...

Solo esperaba... y se dejaba llevar por sus pensamientos.
Con esfuerzo, intentó escribir:

"Amor, si supieras tantas, pero tantas noches que esperé despierta tu regreso, queriendo abrazarte muy fuerte, acariciarte... pero nunca pudo ser porque me alejabas de ti con desgano...

 Amor, si supieras las noches que esperé despierta tu regreso, con la ilusión de escuchar tus proyectos, de compartir tu día, de contarte de mis esperanzas...  de sentir un " te quiero " dulce y quedo en mis oídos...pero nunca pudo ser porque jamás me hablas...

Amor, si supieras de todas las noches que pase soñando con tus besos,  con tus manos recorrer mi cuerpo con pasión, que me hicieras el amor con amor, con que todos los poros de mi piel se abrieran para ti con ansiedad,... pero no pudo ser... jamás me tocas...jamás me besas... jamás me miras... jamás me escuchas...pero aun así, te sigo sintiendo... Mi Amor...

Ya no recordaba en qué momento se dejó vencer... ni sus ideas ni su fuerza emocional eran los de antes... Sus demonios internos la cercaban. sus aullidos se le hacían insoportables.

Todo era como un cruel juego del destino.

La pregunta de su existencia estaba allí, latente, presente, sin necesidad de ser expresada... ¿Valió la pena vivir sin emoción?...

Su tiempo había pasado y debía enfrentarse con la muerte...

El llegó. solo encontró entre sus manos una hoja en blanco y como única muestra de que hubo vida hasta hacia unos pocos instantes, la huella de una lágrima recorriendo su mejilla.

El reloj toca 12 campanadas.




El amor y su sombra

Musica Instrumental - La Sombra del Amor

El amor y su sombra






Ahh ! el amor, el amor !...

 El amor es como un delicado barquichuelo de papel que jugando,  jugando por caudalosos riachos formados  al borde de la acera, se divierte con burbujas de ilusión; burbujas de ilusión tan finitas y brillantes como esas pompas de jabón que escapadas de aquel burbujero de la infancia despertaban nuestra admiración, y aceptamos esperanzados ese juego, sin darnos cuenta que la broma cruel, que duele... que lastima... que destruye,  provoca nuestra confusión al presentarle al corazón  mariposas de papirola incapaces de compartir nuestro vuelo.